En España aún hay gente que niega el Calentamiento Global. En España, la inversión en ciencia ha descendido un 25% en los últimos cuatro años. En España, si eres un joven científico o te vas fuera o te mueres de hambre. En España, programas culturales o de divulgación científica pasan a horarios intempestivos mientras llevamos más ediciones de Gran Hermano que cualquier otro país.

España, que bonita eres. Pero hoy me pareces de lo más asqueroso del mundo. Todo esto viene a raíz de un artículo publicado por el iluminado Esteban Hernández titulado “Los ciencinazis y los verdaderos magufos: una teoría sobre la insensatez humana”. Un artículo plagado de matices que queda genial en el contexto actual en el cual nos encontramos.


Un conocido de mi chico que es youtuber ha hecho un vídeo superchulo en clave de humor para Ecoembes. En el vídeo, que podéis ver más abajo, el gran Toniemecee nos cuenta 25 excusas para no reciclar. Hasta aquí todo bien, es un vídeo de humor para quitar peso a una actitud bastante dañina para el medio ambiente y la sociedad: no reciclar. Pero, tras leer los comentarios en la entrada del Fb mediante la cual Ecoembes comparte este vídeo me he quedado atónita.


Uff... tengo que luchar contra las ganas de contestar

Podría poner una lista de adjetivos de cómo me siento tras leerlos, pero creo que se resume en una abreviatura que ya es archiconocida en internet: WTF??? Esperaba ver algún comentario tipo gracioso, poniendo alguna otra excusa peregrina, pues el vídeo da pie a ello, pero en vez de ello veo críticas a Ecoembes y al sistema. Que vale, todo es criticable en este mundo, las críticas no son malas, lo malo es que las críticas expuestas se apoyan en la ignorancia absoluta.

Sí, he dicho ignorancia. Porque si os intentan convencer que en Alemania o en “inseteaquícualquierotropaís” pagan por reciclar o mienten o son unos ignorantes. En Alemania no te pagan por reciclar, te devuelven el dinero que has dado previamente por ese envase (depósito). Es decir, mientras aquí pagas 0,60€ por una lata de Coca Cola en Alemania (si los precios de los productos fueran iguales a los de aquí) pagarías 0,60€ + 0,20€. Esos 20 céntimos son el depósito que te devolverán cuando introduzcas la lata en la determinada maquinita.

Con este método “quien contamina paga” cosa que está muy bien pero además, a veces, quien no contamina también paga. Esto es debido a que estas máquinas de recogida de envases tan supermodernas lo hacen todo mediante unos sensores y si la lata (o botella) está en malas condiciones, no la cogen. Con lo cual, te vuelves con tu latita a casa y con 0,20€ menos en el bolsillo (más el gasto de tiempo que supone devolver la lata al supermercado que es dónde están las máquinas).

A todo esto, de implantarse el sistema en España ¿quién va a pagar las maquinas? Yo os voy a decir quién lo va a pagar al final, el consumidor. Como siempre.



Otra genial excusa es “¿por qué no me pagáis por separar mis residuos si ya pago la tasa de basuras?” eeeeeeerror. Se ve que existe gente muy informada… La tasa de residuos es por la fracción restos, lo que va al contenedor amarillo, azul o verde, no se paga. De aquí sale otra excusa, la típica “ECOEMBES NOS ROBA, SE QUEDA CON EL DINERO DEL RECICLAJE”. Primero, tenéis todas sus cuentas en la web, segundo ¿cómo creéis que se pagan los camiones de recogida, los contenedores específicos, la gestión, la separación en planta…?

El sistema actual de gestión de residuos tendrá sus problemas, no lo dudo. Pero creo que nosotros sí que tenemos un gran problema. La sociedad tiene un problema. En esta ocasión, el vídeo de las 25 excusas para no reciclar me ha servido como ejemplo para ilustrar una oscura realidad: nos encanta criticar el trabajo de los demás sin tener ni idea de cómo funciona, poniéndonos chulos e incluso violentos. La gente da su opinión, ataca e incluso falta al respeto para denunciar hechos inexistentes sin pararse un segundo a contrastar datos o informarse.

"Que digo que eso del reciclaje no existe, me lo ha dicho la vecina"


¿Nos hemos vuelto muy vagos o la sociedad se ha convertido en un plató de Sálvame? Y es que parece un plató de televisión de cualquier programa que en Gran Bretaña se llamaría Yellow Press, en el cual la gente no para de malmeter, criticar, inventarse cosas, decir verdades a medias, faltarse el respeto… Yo que creía que al volver a trabajar para la ciencia, el I+D, el medio ambiente, dejaría de ver estas cosas que ya había sufrido en mi breve paso por la prensa de videojuegos pero no, el huracán Sálvame (antes se llamaba Tómbola o algo así) está arrasando con todo a su paso.

Si quieres criticar algo, infórmate un poco aunque sea para no quedar como un idiota. Si hasta yo me leí la Saga Crepúsculo y 50 Sombras de Grey para poder opinar… ¡no seáis vagos! informarse un poco con varias fuentes gracias a internet no cuesta tanto.

Y sobre todo, respetad a los demás y su trabajo. En temas como estos hay que intentar construir algo nuevo, positivo. No es como criticar una película o un libro.



Larga y prospera vida.
Si existe un personaje que me ha acompañado a lo largo de toda mi vida (al menos la mayor parte de esta) ese es sin duda Drizzt Do'Urden. La historia de El Elfo Oscuro la conocí con apenas 13 años gracias a un vecino que tenía las dos primeras trilogías. Hacía ya un año que me había leído la obra entera de Tolkien y el joven drow no pudo llegar en mejor momento. Ahora, a mis 27 primaveras, sigo enganchada a la saga de R. A. Salvatore.

"Molo un huevo y lo sé"
Si algún seguidor de la saga me está leyendo ahora, sabrá que hacerse con miniaturas o cualquier tipo de merchandising sobre Drizzt es misión imposible y más aun en España. Salvo los libros (de lectura, rol, de ilustraciones...), el juego de mesa y las réplicas de Centella y Muerte Helada poco más se puede conseguir. Por eso, mi colección de figuras de mi personaje favorito es tan pobre.

Si alguna vez me encuentro esto en un Salón del Comic... mejor no lo pienso
Gracias a @Tildom que si se trata de cualquier frikada encuentra una aguja en un pajar puedo darme con un canto en los dientes y no quejarme demasiado, pues mi pequeña colección de artículos diversos sobre el drow ha crecido considerablemente. Y en mi librería, entre los libros de Salvatore, podréis encontrar un par de miniaturas de Drizzt, algo que llevo queriendo tener desde los 14 años.



La primera de ellas es esta preciosa, monosa y adorable figura de resina que una tarde de frikeo nos encontramos en Atlantica 3.0 y que me sorprendió ver. No podía creer que existiera alguien tan friki como para currarse algo así. Pese a ser diminuta, tiene todos los detalles, hasta Centella está pintada de manera que parece que brilla. Es totalmente adorable y única, al ser hecha a mano (a no ser que su autora saque una réplica exacta, pero dudo que existan muchas).




La segunda miniatura no ha salido de su caja. Es la famosa figura de Dungeons & Dragons Collector's Series Drizzt Do'Urden Drow Ranger. No pienso quitarle ni el plástico protector a la caja de esta pequeña joya.


Por último, el peluche.

Si, habéis leído bien. Tengo un peluche de Drizzt. Desde que vi en DeviantArt a una chica que se había hecho uno quise tener el mio propio. Y al final me lo hicieron. Otra cosa única para mi colección.





Como podéis ver no le falta detalle. Toda la armadura de cuero se le puede quitar ¡puedo desnudar a Drizzt Do'Urden! Y ponerle un traje de princesa Disney si me da la gana (no pienso hacerlo).

Y esta es mi pequeña colección de figuras (y peluche) de Drizzt Do'Urden. Las armas, libros y juegos estáis hartos de verlos por todos lados así que no os los enseño.
Química del amor. Mucho hemos oído hablar sobre ella, miles de documentales, artículos, investigaciones punteras… que hacen que más de uno se plantee si de verdad existe el romanticismo o estamos programados químicamente para enamorarnos. Cerebro o corazón ¿Cuál es el culpable de nuestros sentimientos?



Hace años que no escribo. En este blog, no os creáis que he mantenido la boca cerrada (o las teclas quietas), pero cuando tu trabajo es divulgar y comunicar, te deja poco tiempo para tus proyectos personales. De todas formas, tras meses siendo observadora silenciosa desde mis perfiles personales en Redes Sociales, he concluido un largo estudio (si se puede llamar así) de la fauna que lo habita. Si me dedicara a analizar y describir todo lo visto y vivido escribiría un post tan largo que los libros de G. R. R. Martin parecerían panfletos, así que hoy me voy a centrar en un tema sólo: me paga Monsanto.

¡¡¡Te paga Monsanto!!!¡¡¡El Diablo!!!
Ayer, tras leer el maravilloso... no perdonad, maravillosos que fueron varios, artículos del ABC sobre la masturbación me animé a escribir un post al respecto. Pero tras ver que el 90% de mi twitter se pasa en día con la mano en la sardina y ya había miles de replicas al respecto, he preferido solo añadir un par de cosas que creo que no se tocaron (todos tocándose) demasiado y pasar a otro tema.




Ayer en mi clase de inglés, en la cual soy el miembro más joven pues el siguiente ya tiene 40 años y de ahí hasta una señora de 93, el debate dio un giro inesperado y se centro en una crítica destructiva y sin probabilidad de replica sobre lo ‘malos’ que somos los jóvenes.